El Ministerio del Interior ha publicado un informe de 85 páginas de datos sobre un fenómeno invadido por eslóganes alarmistas.

El estudio examina más de la mitad de los homicidios cometidos entre 2010 y 2012, constatando que sólo tres de las 661 víctimas (lo que sería un 0,45%) sufrieron una agresión sexual antes de ser asesinadas.

Los datos muestran que el 62% de los homicidios son de hombres a manos de hombres; el 28% son de mujeres a manos de hombres; el 7% son hombres a manos de mujeres, y sólo el 3% de los casos son de mujeres que acaban con la vida de otras mujeres.

En el caso específico de la violencia en la pareja, de 871 autores citados en el informe, 131 son de hombres que matan a su pareja o ex pareja mujer y 17 son mujeres que matan a su pareja o ex pareja hombre.

De todos modos, las cifras de homicidios pueden ser engañosas al incluir a madres que ocultan su embarazo y tiran al recién nacido en un contenedor. Los atestados policiales reflejan el asesinato de 24 bebés, cometidos por 12 mujeres y 9 hombres.

Como una conclusión del estudio se determina que los hombres matan y mueren mucho más que las mujeres: son el 89% de los homicidas y el 61% de las víctimas. El 69% de los hombres homicidas ya tenía antecedentes policiales y el 31% de los casos está relacionado con las drogas.

Los homicidios asociados a actividades criminales son una minoría: el 18% del total. La mayor parte de las muertes se producen en peleas o reyertas (22%), en episodios de violencia de género (21%) y el resto de actos en violencia doméstica o familiar (20%)

Los investigadores también han detectado una cierta estacionalidad, siendo el domingo el día de la semana con más asesinatos y las horas nocturnas acumulan el 60% de los homicidios.

¡Aquí os dejo el informe para quién esté interesado!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>