David Canter era un profesor de Psicología de la Universidad de Surrey, Inglaterra. Desarrolló esta hipótesis tras trabajar para la Scotland Yard en la investigación del llamado “asesino del ferrocarril” creando un perfil criminal.

La experiencia adquirida en dicho trabajo lo llevó a determinar unos patrones de búsqueda en la conducta criminal.

Canter estableció la idea de que los agresores sistemáticos cuentan una “historia” a través de sus actos, formando cada uno de esos crímenes un capítulo de esa historia, para después interpretarlos con el fin de poder responder a las preguntas de qué es lo que lo mueve a hacer dichos actos y por qué.

La psicología investigadora es el conjunto de teorías, hipótesis, resultados de estudios y patrones de conducta de las características individuales de los criminales. Canter sostiene que un crimen es una transacción personal entre el asesino y su víctima dentro de un contexto social, siendo el papel del psicólogo investigador el de determinar cuál de los aspectos de dicha transacción se puede relacionar con otros aspectos de la vida presente o pasada criminal.

Canter establece cinco enfoques concretos sobre los que trabaja para hacer el perfil de los agresores:

  1. Coherencia interpersonal ⇾ los delincuentes eligen víctimas con características similares porque son significativas para ellos
  2. Importancia del tiempo y el lugar ⇾ señala cuando el agresor tiene tiempo libre y puede dar pistas sobre el tipo de trabajo y dónde puede vivir, así como la familiarización con el lugar elegido.
  3. Características criminales ⇾ definir las características personales del agresor desarrollando subsistemas de clasificación de los grupos de delincuentes.
  4. La carrera criminal ⇾ valoración que se hace al entorno del agresor, sus antecedentes delictivos y de qué tipo
  5. Conciencia forense ⇾ conocimiento que tiene el agresor de las técnicas policiales, pudiendo llegar a no dejar ninguna prueba en la escena del crimen.

Canter usa un sistema inductivo de análisis, ya que trata de averiguar los hechos a raíz de datos obtenidos con anterioridad, y es en función de esos datos que empieza a aplicar las hipótesis caso a caso.

Ahora ya llegamos a su famosa hipótesis del círculo, esta consiste en marcar sobre un mapa todos los crímenes cometidos por un asesino concreto. Después se toman como diámetro las dos escenas del crimen más alejadas la una de la otra, a continuación se dibuja un círculo en el que se incluyen todas las localizaciones mencionadas. Una vez hecho todo esto, la hipótesis del círculo dice que el asesino vive dentro de dicho círculo, posiblemente cerca del centro (de acuerdo con los datos obtenidos por Canter, el 80% de los violadores viven dentro de ese círculo).

1 thought on “Hipótesis del Círculo de Canter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>